El Universo
+521 553979.6649
contacto@samayana.com.mx

Moxibustión y embarazo

tu camino al equilibrio

Moxibustión y embarazo

 

La Moxibustión es una técnica aplicada en la Medicina Tradicional China para diferentes patologías físicas y emocionales teniendo bastante éxito en sus resultados.

419  488  71

Una de las aplicaciones en la que empleamos la Moxibustión en Casa Samayana es cuando en el embarazo se presenta el bebé en una posición de nalgas o podálico.

54121381948

En este artículo a me gustaría explicarte de qué se trata el tratamiento de Moxibustión en el embarazo como parte de un tratamiento para un parto humanizado, amoroso y tranquilo.

 

Hoy sabemos que el nacimiento es el momento más trascendente de nuestra vida y que el bebé merece sentirse protegido, en confianza y seguridad. La manera en la que un niño llega al mundo determina sus relaciones futuras con el entorno, y es sin duda la decisión más importante que tomaremos por él. Por ello es tan importante que como mamás y papás nos preparemos para recibir a nuestros hijos responsablemente de forma segura, amorosa y tranquila, con todo el respeto y cuidado que necesitan en el momento de mayor vulnerabilidad de toda su vida.

 

Las posiciones del ser en gestación al final del embarazo

Uno de los factores que mayor impacto tiene en el desarrollo normal del parto es la posición en la que se encuentre el bebé.

A partir de la semana 32 el feto comienza a asentarse en posición cefálica (es decir, cabeza abajo), y entre la semana 34 y la 38 ya se quedará “encajado” en esa postura, preparándose para nacer.

En las últimas 8 semanas de gestación es cuando más rápido crece el feto (en el último mes crecerá aproximadamente el 30% del tamaño que el bebé tenga al nacer). Por ello, aunque el feto podría cambiar de posición o girarse en cualquier momento (incluso una vez comenzado el parto), cada vez tendrá menos espacio para poder moverse y será más complicado.

 

La postura ideal: posición cefálica vértice anterior

En esta postura el bebé se encuentra cabeza abajo, con la espalda hacia el abdomen de la mamá, y con la coronilla encajada en la pelvis materna.

Ésta es la postura que más facilita el proceso normal del parto, debido a la anatomía de la pelvis materna y del cráneo del feto.

Entre las semanas 29 y 32, el 15% de todos los bebés se quedarán en posición de nalgas. Solo el 3-4% de estas presentaciones permanecerá en esta posición hasta el parto.

 

El 3-4% de los procesos de gestación presentan posiciones no aptas para parto vaginal.

 

A partir de la semana 32, el espacio para girar el feto se hace más difícil, cuanto más tiempo un bebé permanece en la posición de nalgas con las condiciones cada vez más estrechas, es menos probable que se dé vuelta por su propia voluntad.

El parto vaginal para un bebé de nalgas o podálico es poco común, la mayoría de los médicos no quieren correr riesgos, por lo que recomiendan un parto por cesárea.

El remedio para esta situación es encontrar una manera efectiva de girar al bebé de forma rápida y segura a la posición fisiológica deseable con la cabeza hacia abajo.

Desde la Medicina China, el mecanismo de aplicar la Moxibustión en ciertos puntos energéticos estimula a que el bebé se mueva de una manera natural a la posición adecuada para el parto.

Según la Medicina China, en el punto Vejiga 67, 至陰 (zhì yīn  o “llegada del Yin”) conectan los canales de Vejiga y Riñón, que son los dos canales del elemento Agua, que es también el elemento que rige la última fase del embarazo, así como el nacimiento del bebé.

Por una parte, el feto dentro del útero tiene una cualidad Yin, que no para de crecer durante nueve meses. El Qi de Riñón de la madre, junto con su Esencia o Jing y la Sangre o Xue, son las sustancias que nutren al feto para que éste se desarrolle.

Según la teoría del Yin y el Yang (陰陽, yīn yáng), cuando el Yin llega al máximo se transforma en Yang: el bebé se gira y se prepara para moverse, para nacer. Si el Yin en el útero materno no consigue desarrollar cualidades Yang, entonces el feto no se girará.

Tratar el punto con la energía Yang de la moxa estimula ese cambio de Yin a Yang.

Por otra parte, este punto regula y tonifica el Qi de Riñón (si éste está débil, tendrá dificultad para mantener al feto en la posición correcta). Por ello, también es un punto útil en caso de retención de placenta, parto prolongado o difícil, o para estimular el inicio del parto cuando ya se ha salido de cuentas.

419  488  71

Desde un punto de vista más científico, está comprobado que la estimulación mediante Moxibustión del punto V67 aumenta la movilidad del feto. Se desconoce exactamente el mecanismo de acción, pero una hipótesis es que al estimular el punto V67 se estimula la acción del córtex adrenal (corteza suprarrenal), que produce mineralcorticoides y glucocorticoides que a su vez, regulan varios componentes del metabolismo y de la producción de diferentes hormonas, que podrían llevar a un incremento en la contracción miometrial (del útero).

Se han hecho multitud de estudios clínicos de esta técnica y, aunque los resultados sobre su efectividad varían mucho y todavía es necesario más investigación, está demostrado que ésta es una técnica segura, sin efectos adversos ni para la madre ni para el ser en gestación.

520

741

¿Un parto seguro, respetado y hermoso?
¡Es posible!

La filosofía de Casa Samayana es siempre aprender a escuchar al cuerpo y a nuestras emociones en todo momento.

Por ello, si estás embarazada y tu pequeño ser en gestación se encuentra en una posición de nalgas, en nuestras sesiones te apoyamos a restablecer la conexión corazón-útero-corazón a fin de que la propia naturaleza de la fuerza vital brinde lo necesario para el movimiento natural a la posición adecuada para el parto.

 

Procedimiento:

La forma tradicional de la Medicina China es aplicar el puro con la planta Artemisa en el punto V67 del meridiano de la Vejiga y Riñón, este se encuentra en el dedo meñique de los pies.

En Casa Samayana aplicamos la forma tradicional junto con una Técnica Japonesa, la cual también se aplica el puro de Artemisa (solo humo) en la espalda, de tal manera que caliente esta zona para una relajación en el cuerpo de la madre, disipando estrés, miedos, angustias, aprehensiones y preocupación, para conectar energéticamente el habla y la escucha de ti con tu bebé.

Realizamos junto con la madre sencillos ejercicios pélvicos que ayudarán al bebé a que de forma natural se mueva a la posición adecuada.

 

Te invito a crear juntas la mejor experiencia de parto para ti y tu bebé

 

El tratamiento se debe repetir una vez al día durante 5 días consecutivos.

Normalmente la mujer nota un incremento en la actividad y movimiento fetal. Tras los 5 días, se debe volver a comprobar la posición del feto: mediante ecografía, exploración por un especialista sanitario capacitado (médico, comadrona… ), aunque puede que la futura mamá también pueda notar la postura en la que está el bebé.

Si no ha habido cambios, se hace un descanso de 4 o 5 días, y se vuelve a repetir el tratamiento otros 5 días.

Es posible repetir el tratamiento más veces, pero es muy importante respetar los tiempos de pausa, y comprobar si el feto ha cambiado la postura.

 

Si deseas más información, puedes comunicarte con nosotros al whatsapp +52 553979.6649.

Si conoces a alguna mujer que se encuentre en esta situación y crees que le pueda ayudar, compártelo.

 

También te puede interesar:

419  488  71

A continuación dejo enlaces a algunos de estos estudios, por si tienes curiosidad (en inglés), que muestran resultados muy positivos y porcentajes de efectividad muy elevados en este tratamiento:

Y también un estudio que hace una revisión y comparación de todos los informes, ensayos clínicos y estudios anteriores:

No hay comentarios

Añade tu comentario