de ecos

voy a tragarme el infinito de la mujer más verdadera,
la más real,
la verdaderamente completa,
la que todo lo sabe
TODO
T O D O
todo…
la que todo lo puede…
la que todo o tiene…

banda de moebius,
las mujeres que te habitan
para eso
paraíso

tengo
inefablemente que tragarte,
digerirte
a ti
con tu mundus alas,
a ti
más alta que yo o más baja,
a ti
desde tu ausencia…
a ti
desde tu génesis de la nada,
a ti
y a tu infinito
en donde se derraman las mil y una historias,
porque sumergirme en tus profundidades
me hace ubicua y eterna

somos la epístola de una historia sin tiempo,
nos derramamos completas
desde nuestra cama hasta el alma,
desde el alma hasta las letras,
desde las letras hasta el corazón

te seguiré recreando,
infinitamente hasta la muerte,
infinitamente hasta llenarme,
empaparme de ti

soy junto contigo irreverente
peligrosa

nos matan…
porque en este país
ser mujer es casi un riesgo,
ser voz es inaceptable,
ser alas es un delirio

sobrepasamos los límites personales,
los cuerpos celestes que brillan
en las cavernas de los dioses animales,
sobrepasamos aquello y quizás más aún,
siempre bajo la amenaza del cuerpo humano

hablo sumergida en el tiempo,
este cordón umbilical
que me conecta con el infinito de las mujeres,
las mujeres que me habitan:

mi cuerpo no puede ser cortado,
mi cuerpo no puede ser limitado,
mi cuerpo no puede ser ocultado, ni inmovilizado,
mi cuerpo no puede ser mutilado…

mi cuerpo no es sólo este cuerpo
con las caderas y tetas que tú ves,
son las historias de todas las mujeres
que me habitan,
desde su ausencia,
desde su muerte,
y por ello, todas nosotras
somos infinitas y eternas.

Tania Samayana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
error: Content is protected !!